Celebramos la IV edición del proyecto Miradas que Migran

“Abres tu mente y consigues ser más consciente de los problemas que están justo en frente nuestra. Al abrir tu mente, también cambias tu forma de diseñar: tomas conciencia de cómo tu forma de vida afecta enormemente a otros lugares y desafíos en el mundo, en contextos de conflicto. Proyectos como este nos enriquecen como personas y en nuestra carrera como diseñadores/as”. Natalia Hidalgo Esteban, participante en el proyecto Miradas que Migran.

El pasado martes 19 de mayo celebramos el cierre de la IV edición del proyecto de aprendizaje servicio Miradas que Migran.

Iniciamos este proyecto en 2016, con profesoras del Grado en Diseño de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, que querían añadir un componente social a su asignatura. Cuatro años después, el proyecto suma a 7 docentes de 5 asignaturas distintas de la Facultad, y por él han pasado cerca de 1000 estudiantes de la Facultad. El proyecto ha llegado también a concursos y congresos socioeducativos, mencionado como buena práctica en publicaciones educativas, y ha sido utilizado también en otros contextos y comunidades autónomas.

En esta edición, desde el equipo de Educación no Formal y Movilización hemos vuelto a poner el foco en la realidad de las migraciones forzosas y la situación de vulneración de derechos que viven las personas migrantes y refugiadas en el mundo. Como cada curso, desde Entreculturas hemos facilitado clases de introducción sobre la temática, para promover el conocimiento, debate e investigación sobre esta realidad, tras las cuales los y las estudiantes, bajo la coordinación de su profesorado y nuestro feedback, han realizado distintas creaciones en el marco de las asignaturas implicadas en el proyecto, que incluyen desde instalaciones artísticas, letras, traducciones y la innovación de esta edición: diseño de juegos didácticos con los que trabajar con personas y grupos esta realidad.

La situación ocasionada por la covid-19 nos ha impedido hacer la inauguración presencial de la exposición que teníamos prevista, que incluía talleres con institutos y organizaciones alrededor de las creaciones de la exposición. Sin embargo, el pasado martes 19 de mayo de 2020 tuvimos el cierre online de esta edición con los y las estudiantes y el equipo docente. 

El espacio reunió a 63 representantes del equipo educativo y de los y las estudiantes, con los que hicimos un repaso de los contenidos tratados este curso, realizamos un recorrido por lo que habían sido los 4 años de proyecto y evaluamos tanto sus propuestas de mejora, como qué se llevaban de su paso por el mismo, aspectos que vemos resumidos en esta nube de palabras.

Tuvimos ocasión también de escuchar las palabras de estudiantes, que han pasado en algunos casos durante 3 años seguidos en el proyecto. Alicia del Real, estudiante del Grado de Diseño participante en el proyecto, afirmaba que “estamos en un mundo más interconectado que nunca, pero de nada sirve vivir en un mundo conectado, si no somos responsables y consecuentes. Este proyecto nos ha servido para crear puentes, para deshacernos de prejuicios y discriminaciones y crear una nueva mirada. El mundo no se ha parado, algunos de los países de acogida están recrudeciendo sus discursos de odio hacia las personas migrantes. Por eso necesitamos actuar más que nunca, aprovechar el momento que vivimos para crear conciencia y cuestionamiento hacia nuestra actitud de acogida, tomar un papel de responsabilidad y acción. Debemos exigir a nuestros a nuestros gobiernos cumplir el derecho de asilo, crear un modelo migratorio más justo”.

Tras la evaluación, quisimos hacer llegar sus mensajes, trabajos y lo aprendido durante el proyecto a la ciudadanía, a través de una tormenta en redes sociales, que contó con muy buena acogida. A través de la misma, el 19 de mayo a partir de las 12h las y los estudiantes publicaron posts a través de sus redes personales y de los perfiles de Redec y Entreculturas, resumiendo lo aprendido durante el proyecto, transmitiendo mensajes a favor de una cultura de acogida. De esta manera, pudimos llenar la “plaza virtual” de mensajes, para fomentar la reflexión y el posicionamiento de la sociedad a favor de la defensa de los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas.

Así cerramos este curso escolar 2019-2020, pero el proyecto continúa. El próximo curso pondremos en marcha la quinta edición, y estaremos pendientes para poder organizar los eventos educativos y comunitarios presenciales realizados en cursos anteriores, para poder trabajar las creaciones del alumnado con personas, grupos y colectivos.  Además, el proyecto continúa y no se agota, porque lo que pretende es crear un compromiso duradero de todas las personas implicadas con la realidad de las migraciones forzosas en el mundo.

Seguiremos, por tanto, migrando la mirada.

——————————————————————

Podéis consultar toda la información sobre el proyecto y el cierre virtual, testimonios de la jornada y mensajes virtuales compartidos en la acción en redes en esta noticia publicada en Redec. 

Dejar una contestacion