Feliz Navidad, feliz tiempo de Esperanza

En estas fechas de reencuentro y agradecimiento, tiempo de soñar lo inimaginable, cobra más sentido, si cabe, la esperanza que nos impulsa y nos da aliento.

Esperanza que nace de las personas por y con las que trabajamos. Personas como Michel Ange, la alumna haitiana de Fe y Alegría en Canaan, que es la protagonista de nuestra campaña de Navidad, a la que tuve la suerte de conocer en el año 2012.

Michel Ange, igual que Haití, nos enseñan que, ante la complejidad de la realidad actual, no podemos adormecernos, sino todo lo contrario, ponernos en camino y movilizarnos. Más allá de las limitaciones de nuestra acción, debemos convertirnos en hombres y mujeres testigos de esperanza.

Gracias, de corazón, por creer que la educación cambia el mundo. Gracias por sostener nuestra esperanza para hacerlo posible.

Feliz Navidad, feliz tiempo de esperanza.

Dejar una contestacion