Feminicidio en Fe y Alegría Dominicana

El pasado 31 de Octubre la profesora Mirelis del Centro educativo San José de Fe y Alegría República Dominicana, fue asesinada por su pareja. Aquí, en la oficina Nacional de Fe y Alegría Dominicana, lugar donde como sabéis vivo y trabajo como cooperante de Entreculturas desde enero,  estamos impactados/as con la noticia. Sin embargo, la reacción del equipo no se ha hecho esperar con un comunicado  que comienza de la siguiente forma:

“Permitan que las Mariposas aleteen a nuestro alrededor”

Comunicado de Fe y Alegría-República Dominicana en torno al feminicidio.

Fe y Alegría Dominicana ha recibido con mucha tristeza y preocupación la sensible pérdida de nuestra compañera, colaboradora y educadora Mirelis Pérez Urbáez, quien se desempeñaba como maestra de primer grado del Nivel Primario del Centro Educativo San José Fe y Alegría de Pantoja. Las circunstancias de su deceso enmarcadas dentro del feminicidio, nos desconciertan y las vinculamos con tantos hechos similares ocurridos recientemente, las cuales nos llevan a cuestionarnos el tipo de sociedad que hemos construido. Esta situación nos invita a reflexionar profundamente sobre el valor de la dignidad humana y el respeto a las mujeres, y a la vez a promover acciones decididas para que la violencia contra la mujer en todas sus manifestaciones se detenga inmediatamente.

En ese contexto queremos resaltar que el feminicidio “no es una manifestación más de la llamada violencia social, sino una forma específica de violencia, de carácter estructural, direccional y asimétrica, ejercida por los hombres”[1], amparada en condiciones estructurales como la desigualdad, inequidad y la opresión que sufren las mujeres en condiciones socio culturales, relacionadas con los roles y la injusta distribución de poder, el machismo y la normalización de la violencia que sufren las mujeres[2].

Afirmamos que la violencia en sus diferentes manifestaciones y en contra de cualquier persona es contraria a los valores humano-cristianos que fundamentan el Reino (justicia, paz, amor, vida), y es contradictoria con el mensaje del Evangelio de Jesús “Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros. Que, así como yo los he amado, se amen también los unos a los otros” (Jn 13,34).  Sin embargo, debemos enfocarnos que “cuando la violencia en contra de la mujer es tolerada, puede ayudar a preparar el escenario para actos violentos en contra de otros grupos también”[3]. (Para leer la totalidad del comunicado pinchar el siguiente vínculo:
https://docs.google.com/a/entreculturas.org/document/d/1Ghc3GhZe_kg0AC1LDCv_r6Y1Xrpk0UBMsPoPM-oM1xo/edit?usp=sharing)

Hoy, como parte de la familia de Fe y Alegría, desde Entreculturas nos sentimos tristes e indignadas/os; manifestamos nuestra oposición a cualquier forma de violencia, en especial contra la mujer y las niñas, y nos sentimos llamadas/os,  junto a nuestras organizaciones hermanas, a transformar este mundo violento en un mundo de PAZ, donde prime el respeto a todas las vidas humanas, la igualdad de derechos entre mujeres y hombres y ninguna mujer sea nuevamente asesinada. Para ello seguiremos trabajando en el empoderamiento de la mujer y en el descubrimiento de nuevas masculinidades.

 

Dejar una contestacion