Vale la pena

En estos últimos momentos de mi visita a Paraguay quería compartir con vosotros/as una satisfacción profunda, la que te da el constatar que vale la pena lo que hacemos, un sentimiento de alegría y agradecimiento.

Este ha sido un viaje normal, un viaje de seguimiento a lo que estamos apoyando en Paraguay, de acompañamiento a nuestros socios en el país, en concreto a Fe y Alegría Paraguay y al CEPAG. Eso que solemos hacer cada año desde Cooperación.

Son viajes que cuesta preparar, entre las miles de cosas del día a día, que generan estrés y no siempre apetecen, que hacen que se te acumulen las tareas pendientes a la vuelta…….……. pero que te transforman, cada vez, cambian tu mirada y tu forma de ser. Viajes que dan sentido a lo que hacemos.

CEPAG es una obra de la Compañía que acompaña comunidades campesinas con la que estamos apoyando una iniciativa de producción y comercialización de productos agroecológicos retadora. Son muchas las dificultades por las que traviesa el proyecto pero muchas, también, las ganas de que salga adelante y el esfuerzo puesto en ello.

 

 

 

 

 

Fe y Alegría Paraguay está presente allí donde siempre imaginamos que hay que estar: en zonas periurbanas muy vulnerables, en penitenciarías, en zonas campesinas y está empezando a ofrecer formación básica a grupos de mujeres indígenas.

Pues eso, sólo compartir mi agradecimiento por poder participar en esto que hacemos entre todos/as los que formamos Entreculturas. Y mi alegría, como los niños y las niñas de la foto bailando, me vuelvo contenta.

Un comentario

Dejar una contestacion