Finaliza el periodo de prácticas laborales facilitado por Nabiax y Asterion para jóvenes chilenos en riesgo de exclusión

Durante más de medio año 155 estudiantes del ciclo de formación profesional de Telecomunicaciones de los colegios San Alberto y San Luis Beltrán de Fe y Alegría Chile han estado formándose con empeño. Ahora, recibidos los aprendizajes más teóricos, algunos de los estudiantes han podido poner sus conocimientos en práctica a través de una primera experiencia laboral. Gracias a la colaboración de Fe y Alegría Chile, Nabiax y Asterion Industrial estos jóvenes han podido realizar las prácticas laborales en el Data Center de Nabiax en Chile.

El proyecto, cuya finalidad es apoyar a jóvenes chilenos en riesgo de exclusión, se ha dividido en tres vertientes:

  • Formación para la inserción laboral: a través de cursos de empleabilidad, simulación de entrevistas y acompañamiento de expertos del sector.
  • Actualización del material técnico para los centros de formación apoyados por el proyecto.
  • Promoción de los alumnos en el mercado laboral: a través de la semana empresa y de cuatro semanas de prácticas profesionales en el Data Center de Nabiax.

Las prácticas profesionales han aportado gran valor al alumnado. Tal y como asegura nuestra compañera Esperanza Vivanco, responsable de Empresas y RSC, “esta experiencia ha sido, sin duda, el gran hito del proyecto y la experiencia más valorada por los estudiantes, ya que les ha permitido acercarse al mundo laboral y conocer sus desafíos”.

Por su parte Kevin Morales y Clark Cherry, dos de los estudiantes en prácticas, han querido compartir sus impresiones. “Mi estadía en Nabiax se ha visto marcada por un grato ambiente, con personas amables y siempre dispuestas a enseñarnos los procesos para desarrollar las tareas asignadas”, ha destacado Kevin Morales. Por otro lado, Clark Cherry ha señalado que “las prácticas fueron una gran experiencia para mi carrera como profesional”.

Ambos alumnos recibieron conocimientos sobre el funcionamiento de un Data Center y sus equipos críticos, así como la importancia de las telecomunicaciones en el seno de estas infraestructuras. Las principales tareas de los alumnos se centraron en actuaciones sobre equipamientos de cooling y alimentación eléctrica, como Chillers y grupos electrógenos.

“Esperamos que la atmósfera de aprendizaje haya sido la más adecuada para los alumnos. Para nosotros, esta actividad realizada en el Data Center de Paine ha resultado enriquecedora para todos los participantes”, ha asegurado Jorge Chirinos, miembro del equipo de Operaciones de Nabiax Chile, y tutor de los alumnos durante las prácticas.

Para Esperanza Vivanco este proyecto demuestra que la colaboración de las empresas es “clave” en la educación para el desarrollo “ y su capacidad para generar oportunidades de futuro en aquellas poblaciones más vulnerables”.

Dejar una contestacion