Poner la misión en el centro . Impulsos y frenos para el trabajo en red

Seguimos en camino hacia el XLVIII Congreso de la Federación Internacional de Fe y Alegría. 

En esta oportunidad son cuatro los testimonios que nos ayudarán a pensar lo que nos impulsa y lo que nos puede frenar para trabajar en red. Escuchamos a Javier Cortegoso, coordinador de la Red Jesuita con Migrantes de América Latina, desde México, Miquel Cortés S.J., director Fe y Alegría Guatemala, Mariella Miranda, técnica de Proyectos y de Ciudadanía Global de la Red de Centros Educativos de la Compañía de Jesús en España (EDUCSI) y Claudio Solís, coordinador de la Dimensión de Colaboración de la CPAL, desde Guatemala

Todas las voces que se escuchan esta ocasión resaltan la importancia , el impulso y los frenos que suelen presentarse a la hora de trabajar en red . Claro está el hecho de que además de implicar un efecto multiplicador por si mismo en cuanto a los resultados y al impacto deseado, el aprendizaje es muy enriquecedor para todas las personas y las instituciones que intervienen.

Javi Cortegoso nos comenta que la red es la gran posibilidad para que participen personas diferentes, que comparten la ilusión para una misma misión que se hará más sólida cuando los vínculos y los lazos que la conforman sean cada vez más fuertes. Para esto es imprescindible dar cabida a un claro objetivo de transformación , a la cual la red está llamada a responder , dejando de lado los anhelos de poder y de prestigio para responder sólo la misión que la convoca.

La red actúa como tal, cuando puede dar respuestas globales  como sucede en el caso del problema migratorio, ya que es inabordable hacerlo en solitario , porque necesita dar una respuesta integral atendiendo a las causas que generan la migración forzosa . Para cumplir con este objetivo se realizó un análisis de la realidad que reforzó la idea de que la problemática superaba la respuesta que cada institución podía dar de manera individual .

Javi destaca que una red debe ser flexible desde cada lugar en donde se desarrolle y que debe estar dispuesta a cambiar si el contexto así lo exige. “ Todo surge y nace mirando al contexo y a la realidad” .

Otro elemento que aporta mucho valor, es la posibilidad que brinda la red para poder sumar y generar alianzas con diferentes agentes sociales fuera de la propia Compañía de Jesús , porque esto crea y contribuye a una cultura de colaboración .

Es importante resaltar el valor que tiene que la propia red se conozca , celebre y comparta con calidad los análisis de los procesos , para poder discernir de manera conjunta y  planificar las acciones que se llevarán a cabo . No se puede olvidar que como nos comenta Javi “ la red es lo que sucede entre una reunión y la siguiente “ y que para que sea eficaz y rápida debe contar con recursos y equipos ligeros , flexibles y funcionales . La propia tarea de la red , debe estar integrada en las instituciones ya que sólo así será contemplada como parte de la planificación .

Javi resalta que el valor de una red está en su “modo de ser” y que su estilo debe estar impregnado de cualidades tales como la participación, la solidaridad, la humildad , la generosidad a la vez que está llamada a innovar , a aprender  y a estar abierta a la creatividad . Especialmente debe estar dispuesta a discernir para estar atenta a una llamada mayor , si así debe ser.

Como retos importantes, supone un desafío a la propia cultura organizacional, con un modelo de liderazgo colectivo que exige un salto de proporciones gigantescas en lo que llamamos colaboración . Otro gran reto es el lugar que se le da a la personas que se acompaña, pues deben ocupar la centralidad en las acciones, tanto en los discernimientos que se llevan a cabo como en los posicionamientos que marcan el rumbo de la acción.

El siguiente testimonio es el de Miguel Cortés SJ, director de Fe y Alegría Guatemala, que comparte el sentido que para él y para una institución como Fe y Alegría tiene el trabajo en red.

Él nos comenta que ser red se fundamenta en la articulación de saberes, conocimientos y habilidades de cada una de las personas que  trabajan en Educación Popular. Así como en maya la red (k’áan) es la que se tira al mar, los educadores y educadoras “ pescan iniciativas y nuevos sueños” a la vez que recogen de esa misma red el producto de su propia cosecha y trabajo

Fe y Alegría no solo trabaja en red como un modelo colaborativo sino implantando un modelo de gobernanza que se denomina redarquía. Esto incluye el saber hacer políticas con otros actores sociales y políticos, además del educativo. Para esta tarea se necesitan líderes estratégicos que sepan tejer las iniciativas de las personas y las comunidades, fomentando  un liderazgo horizontal y participativo. En estos tiempos apostar por este estilo de trabajo es un desafío muy importante  porque estamos sometidos a una jerarquía y a una cultura dominante que evita corresponsabilidad y el compromiso.

El trabajo en red es una clara apuesta por poner lo mejor de cada persona, al servicio de los demás y para ir tejiendo estos sueños . En este caso el proyecto educativo con el que se ha soñado tanto a nivel local como regional se ha llevado a cabo invitando a la participación y a la tolerancia, utilizando el discernimiento comunitario como herramienta  para ser más eficaces.

En Guatemala el proceso de la red regional y nacional , ha sido un camino en donde la confianza tanto en las personas como en el propio procedimiento , fueron los ingredientes fundamentales para el trabajo .En definitiva, es articular personas e instituciones que puedan tener un impacto mayor para posicionar a la educación como un derecho fundamental de todas las personas.

La red con la que  se está trabajando tanto a nivel nacional como regional en Centro América, no es un proceso fácil y está inacabado aún, pero tejer iniciativas con los demás es delegar y confiar. En este caso se está llevando a cabo a través de un proceso de cogestión que pude dar resultados exitosos y que permite una mayor optimización de recursos

Mariella Miranda es nuestro siguiente testimonio. Como persona técnica de Proyectos y de Ciudadanía Global de la Red de Centros Educativos de la Compañía de Jesús en España (EDUCSI), nos comenta que el trabajo en red, es fundamental para poder poner en valor toda la experiencia educativa  que es muy amplia y diversa.

«Había un mandato de la propia Compañía de Jesús, nos comenta Mariella , implementar la Educación para la Ciudadanía Global, para desarrollar el propio proyecto educativo «. Para esto era imprescindible el trabajo colaborativo de todos los centros , para unir diferentes realidades que provenían de entornos muy diversos ,para que se escucharan y se enriquecieran , poniendo siempre la misión en el centro y  así  por construir una respuesta común.

A su vez Educsi debía recoger otras propuestas pertenecientes a otras redes educativas diferentes, que también formaban parte del mismo proyecto.

Se conformaron comisiones de trabajo y se elaboró un documento marco en torno a la Educación para la Ciudadanía Global, donde todas las sensibilidades se sintieran representadas a la vez que  funcionara como motivación para las propias instituciones educativas .

Luego de la elaboración del documento que contenía actividades y experiencias que ya se venía realizando en relación al tema, y del contraste con docentes y directivos , se organizaron dos actividades.Una de ellas fue una jornada de buenas prácticas , donde participó Educate  Magis representando a la red educativa y Entreculturas y Alboan  representado a la red social de la Compañía . En este espacio se pudieron compartir aprendizajes y reflexiones.

La siguiente jornada fue de consulta y trabajo con los equipos  directivos sobre el documento marco, donde se abordó el tema de cómo darle difusión en los centros .

A continuación venía el gran reto:  aterrizar el trabajo realizado sobre EPDCG en los centros educativos . Para esto se conformó otra comisión donde  Entreculturas y Alboan también hemos participado junto con centros de todas las zonas educativas . Este trabajo es fundamental para  fortalecer la red con los colegios de la Compañía

Para finalizar, Claudio Solís coordinador de la Dimensión de Colaboración de la CPAL, desde Guatemala, nos comenta que «para generar una verdadera transformación que transforme  la educación , no hay otro camino que el trabajar en colaboración con otros y otras « ya que la misión la Compañía de Jesús  fe , justicia y reconciliación, implica a los educadores  y educadoras para que den testimonio, que brota de la intencionalidad de hacer un mundo mejor promoviendo competencias educativas fundamentales para la vida y el trabajo.

Rescata también que el trabajo en red , debe ser un hábito y  parte inherente del trabajo cotidiano de las instituciones.

Tanto Claudio como Javi comentan que en la red es importante y necesario conseguir la colaboración de laicos / as , jesuitas, apoyo de diferentes sectores , etc, ya que articulando  así a los diferentes actores se llega a conseguir con más vehemencia y pasión ,  el objetivo que marca la misión .

Del mismo modo los valores que deben prevalecer en la red deben ser siempre los de la solidaridad  y  el pensamiento crítico que generen comunión de ánimo aunque  haya diferencias, pues estas son siempre una riqueza.

Claudio también habla de un liderazgo que promueva la redarquía , es decir una relación de liderazgo  horizontal , compartiendo lo mejor de cada uno / a para que el resultado  se convierte en patrimonio de todas las personas . Esta colaboración es la base del trabajo en red en donde se necesita del discernimiento en su desarrollo , para  saber elegir lo importante y fundamental en relación a los temas que se abordarán .

Dificultades habrá siempre , nos dice Claudio , pero «merece el esfuerzo si es para desarrollo de la misión,  que no  es la particular, ni la de un centro, ni de un país, sino que debe transformarse en misión de vida». Entonces, todo cobra sentido cuando comprobamos que vamos “ en caravana” para ir reconociéndonos en un mismo camino y con una misión clara y central .

Así se crean redes de confianza y cariño . Como ejemplo  lo que ha sucedido en con EJEGUA , Educación Jesuita en Guatemala , donde se han ido organizando y articulando para atender la misión buscando caminos para decidir cómo incidir en el país a través de las obras  . Lo mismo a nivel internacional lo realizado en  Edured donde se va aprendiendo desde lo personal , institucional y corporativo. Claudio concluye comentando que siempre el trabajo en red deja grandes réditos a nivel de obras , a nivel país y especialmente a nivel de la misión: “ sigamos colaborando y trabajando en red. Este mundo lo necesita “

 

Algunas claves para el trabajo en red.

Los retos  y recomendaciones que se identifican para trabajar en red entre las personas que nos han dado su testimonio son similares,  aunque cada uno enfatiza en su narrativa aquello que la experiencia le ha dado por la especificidad del trabajo.

Existen luces que pueden ayudar a orientar el camino de las redes . Javi Cortegoso nos comparte una de ellas que es la de generar entre las personas participantes , estos espacios de discernimiento colectivo donde el centro sean las personas a las que se atienden , a “ quienes servimos” junto con el sentido de una misión compartida entre todos y todas.Del mismo modo no dejarse llevar por esquemas preestablecidos , porque la red debe ser un espacio flexible destinado a innovar. En esta misma línea Miquel nos anima a vivir sorteando los miedos que  pueden aparecer en  este modelo de trabajo .En ocasiones pensamos en el riesgo de perder poder, pero debemos seguir la llamada a arriesgar, así como se lanzan “ las redes al mar”, teniendo un alto contenido de esperanza tanto en las personas como en los procesos ya que la apuesta por tener mayor impacto en la tarea es lo que cuenta.

Claudio Solís , también destaca la importancia del discernimiento colectivo, para elegir y tomar decisiones sobre cuáles serán los temas que la red deba abordar y Mariella nos recuerda que en el sentido de la construcción de la red, es muy importante no estar centrados / as en la jerarquía ya que es en la apuesta por un liderazgo horizontal , cuando se superan las individualidades que es lo que garantiza un trabajo de calidad y éxito .El tener una mirada global , más allá de lo local proporciona apertura, diversidad , transparencia haciendo más fecunda la misión.

 

 

 

Dejar una contestacion